Camille Paglia: Gracias a los hombres las mujeres tenemos lavadoras

Mejores libros para conocer 23573

Portada de 'Sexual personae'. Antes de que la Universidad de Yale decidiese publicar 'Sexual personae', siete editoriales rechazaron su manuscrito. Mi libro lo rechazaron siete editoriales y cinco agentes literarios. Parecía que no iba a vivir para ver el libro publicado, hasta que el sello de la Universidad de Yale lo aceptó. Yo fui feminista antes incluso de que el feminismo de la segunda ola empezase, cuando en Betty Friedan cofundó la Asociación Nacional para las Mujeres, que fue la primera organización enfocada a los derechos de la mujer desde que las mujeres consiguieron el derecho al voto en en Estados Unidos y un poco después en Inglaterra.

En las redes

MonicaZas Su primer libro, La chica miedosa que fingía ser valiente muy achaque, ya va por la sexta publicación. En un tono diferente al de su debut literario pero muy reconocible, pretende crear aliados feministas a través de ocho fases. Teniendo en cuenta que vivimos en una sociedad machista, no necesito conocer al hombre en cuestión, lo imposible sería que denial lo fuera. Se tendría que acaecer criado en una burbuja y rodeado de mujeres con una gran justicia feminista. Por eso siempre me gusta diferenciar entre el hombre como machista y la mujer como colaboracionista del machismo. Porque, si entendemos el machismo como prepotencia sobre las mujeres, una mujer no puede ejercer esa prepotencia sobre su propio género. Sí que me he encontrado enfrentamientos pero cheat sutilidades. Mi padre, por ejemplo, es la persona menos reaccionaria que conozco, el típico comunista de izquierdas.

Libros destacados

El humor en la estrategia feminista Y para recorrer ese camino grupal y no dejarse avasallar por el antagonista de la desigualdad la escritora echa mano del sarcasmo y la dardo que le han acompañado desde que tiene uso de razón. Soy una mujer que se toma ciertas cosas muy en serio, asumo la gravedad de muchos asuntos que considero importantes, pienso mucho, analizo constantemente, pregunto, pregunto. El humor me ayuda a llevar esa intensidad y a canalizar angustias y tristezas. No disfruto la pena, no me regodeo en el comedy. Necesito reírme de mí misma y de casi todo en general.

Leave a Reply

Your email address will not be published.